Ventajas de los “Contratos Inteligentes” aplicados al Seguro de Crédito

Ventajas de los “Contratos Inteligentes” aplicados al Seguro de Crédito

Me gustaría reflexionar sobre las ventajas que tendría la aplicación de los llamados contratos inteligentes (Smart contracts) en el mundo del seguro de crédito.

 

Un contrato a fin de cuentas no es más que un conjunto de reglas que regulan la relación entre dos o más partes. Un contrato inteligente, tal y como lo entendemos hoy en día, sólo consiste en que éste sea auto-ejecutable. Y para que los intervinientes estén de acuerdo y no haya problemas, necesitamos transparencia y para ello en general nos apoyamos en la tecnología de cadena de bloques (blockchain), y en un tercero que suministra la información crítica.

 

En el mundo del seguro de crédito, podríamos ir a un modelo en el que, por ejemplo, la Aseguradora pagaría la indemnización por impago automáticamente, siempre y cuando el dinero de un deudor del asegurado no estuviese ingresado en la cuenta indicada, antes del día límite fijado.

 

El banco sería el avisador, y una vez cumplida la información, los fondos se liberarían de forma automática. Algo parecido ya ocurre en el caso de los créditos documentarios, pero de forma manual.

 

Las ventajas de implementar esta tecnología son importantes:

 

  • Simplificación de los procesos de reclamación por parte del Asegurado
  • Automatización de la gestión de siniestros en la Aseguradora
  • Mayor presión sobre el deudor, al ser un proceso automático que desencadena consecuencias
  • Reducción de costes

 

Indudablemente, un contrato más transparente y justo podría hacer que más empresas, especialmente las más pequeñas, usasen instrumentos como el seguro de crédito

 

En este sentido, podríamos incluso contemplar la existencia de contratos a muchas bandas, incluyendo no solo a la Aseguradora y el Asegurado, sino incluso a los Deudores, cada uno de ellos con sus distintos niveles de acceso a la información de los contratos inteligentes.

 

Nos quedaría por solucionar el auténtico talón de Aquiles del seguro de crédito: las disputas comerciales. Pero eso podemos dejarlo para otro artículo…

 

abaccus
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies