Seguro de Caución / Aval Bancario

Seguro de Caución / Aval Bancario

En esta ocasión quiero comentaros unas breves pinceladas sobre estos dos productos.

 

La verdad es que el sector de la Caución, poco utilizado hasta ahora, está en auge últimamente, principalmente debido a que se va conociendo y a sus importantes ventajas sobre el Aval Bancario.

 

No obstante, hay que dejar claro que el Seguro de Caución es aplicable para situaciones, en las que una empresa o particular tiene que presentar una garantía técnica frente a terceros. Aquí radica la principal diferencia y es que el Seguro de Caución no garantiza obligaciones financieras que si son garantizadas por los Avales Bancarios.

 

El contrato de Seguro de Caución es aquel, por el cual el asegurador se obliga a indemnizar al asegurado por los perjuicios que sufra en caso de que el tomador de dicho seguro incumpla sus obligaciones legales o contractuales (no financieras). Pero como esta definición puede parecer genérica, os enumero a continuación, situaciones en las que SI posemos contratar un Seguro de caución:

 

  • Para licitar ante una Administración Pública que saca a concurso una obra o un servicio.
  • Una vez adjudicado el servicio o la obra, el ganador del concurso tiene que presentar una garantía de cumplimiento del contrato.
  • Promotores inmobiliarios como garantía de las cantidades percibidas a cuenta, de los compradores.
  • Cualquier empresa a la que su cliente, le exijan una garantía de buen cumplimiento del contrato y buena puesta en marcha del mismo.
  • Determinados sectores para inicio de su actividad, deben presentar una garantía ante la Administración competente.

 

En la mayoría de estos casos, lo habitual, es acudir a la Banca y no al Seguro.

 

Entre las ventajas del Seguro de Caución frente al Aval Bancario, podemos destacar:

 

  • Que no se refleja en el pasivo del balance y además es un gasto deducible en la Cuenta de Explotación
  • No computa CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España). Por lo tanto, no se refleja como endeudamiento de las empresas. Esto permite una mejor imagen financiera y facilita disponer de una mayor capacidad de endeudamiento o financiación.
  • No hay que inmovilizar fondos,
  • Menor gasto de tramitación y formalización,
  • Coste, generalmente, muy inferior. Se paga una Prima que incluye el aseguramiento del riesgo, los gastos de gestión y de administración.

 

Probablemente solo tenemos que cambiar de costumbres y comprobar la eficacia del Seguro de Caución.

 

Lo que, si podemos afirmar, es que quien accede a su contratación, no vuelve a utilizar el Aval Bancario.

 

¿Empezamos? ¡¡¡¡¡Esperamos vuestras consultas!!!!!

abaccus
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies