Autónomos en el punto de mira

Autónomos en el punto de mira

Últimamente estamos oyendo hablar mucho de los autónomos y de su régimen especial de cotización.

Las primeras medidas tomadas por el Gobierno se han centrado en el control de los falsos autónomos, con el fin de evitar, tanto el perjuicio producido a los trabajadores que se ven obligados a hacerse autónomos, si quieren trabajar, como el fraude en las cotizaciones. La puesta en marcha del Plan Director por un Trabajo Digno, como las inspecciones llevadas a cabo en empresas que pudieran estar utilizando esta figura, han permitido aflorar un importante número de falsos autónomos, si bien todavía queda trabajo por hacer.

 

Las sanciones en estos casos son elevadas y oscilan entre los € 3.126 y los € 10.000 por trabajador contratado bajo este régimen. A ésto hay que añadir las cantidades que, la Seguridad Social pueda reclamar, por diferencia entre las cuotas pagadas y las reales, así como el recargo correspondiente. Esta situación puede provocar problemas de tesorería.

 

Otra de las reformas planteadas se refiere a las cotizaciones.
Como bien conocéis, todo autónomo tiene que realizar el pago mensual de la llamada “cuota de autónomos” . Ésta varía cada año y la establece el Gobierno con unos mínimos y máximos. Esta cuota es un porcentaje que se calcula sobre la base de cotización o “sueldo teórico” que, como trabajador, estimas que vas a tener.
La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado 2018 a finales de mayo dieron lugar al incremento de esta base mínima y máxima de cotización que desde agosto de 2018 queda fijada en 932,70 euros y 3.803,70 euros respectivamente, lo que supone un incremento del 1,4% sobre la existente.

 

Remarcar que desde 2013 está disponible una bonificación, la tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos, aplicable a menores de 30 años y que se amplió a todos los nuevos autónomos que cumplieran los requisitos necesarios.

 

El planteamiento del gobierno y que cuenta con la conformidad de las principales organizaciones de autónomos, es implantar un sistema de cotización por tramos de acuerdo a los ingresos reales. No todos los autónomos están de acuerdo ya que este cambio supondrá un incremento para la mayoría de los que cotizan por la base mínima aunque sus ingresos superan dicha cantidad. Tampoco queda claro cómo se realizaría el cálculo ni cómo descontar los gastos, que pueden ser muy elevados en determinados sectores.

 

Parece que los grandes beneficiados son los autónomos con menos ingresos, ya que al adecuar las cotizaciones al beneficio pagarían menos. Por el contrario, todos aquellos autónomos que tuvieran más ingresos de los que actualmente están cotizando y estuvieran por encima del SMI (Salario Mínimo Interprofesional), tendrían que pagar más, al menos a priori. Si tenemos en cuenta que muchos autónomos cotizan por la base mínima, pero realmente ingresan más, estos serían los grandes perjudicados.

 

Habrá que ver dónde se fijan los límites para pagar menos. Parece una buena noticia para los que tienen ingresos más irregulares o en caso de bajas por enfermedad, ya que al no tener ingresos no se pagaría cuota o esta sería muy reducida.

 

La propuesta de las dos principales asociaciones de autónomos (ATA y UPTA), se articula en torno los siguientes tramos:

 

  •  Autónomos con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI) de 10.302,60 euros en 2018, que pagarán solo 50 euros, tal y como ocurre en la actualidad con la tarifa plana.
  •  Tramo de 30.000 a 40.000 euros, cuota de 346, 67 euros mensuales, 4160,04 anuales.
  •  Tramo de 40.000 a 60.000 euros, cuota de 447 euros mensuales, 5364 anuales.
  •  Tramo superior a 60.000 euros, cuota de 596 euros mensuales, 7152 anuales.
  •  Último tramo, autónomos con rentas superiores a los 60.000 euros, para los cuales se plantea una cotización superior.

 

 

En los tres últimos tramos, el autónomo podrá cotizar a lo largo del año por la base que elija de forma libre, y regularizaría su situación a final de año.

 

Sobre la mesa también hay otras reivindicaciones que tienen como objetivo la protección social del trabajador autónomo:

 

  •  Bonificación del 100% de la cuota de autónomos para quienes se encuentren de baja por Incapacidad Temporal.
  •  Control de la situación del autónomo dependiente (TRADE) y el falso autónomo.
  • Establecimiento de incentivos fiscales para los autónomos que incrementen su base de cotización y opten a mayores coberturas sociales.

 

Entendemos que toda esta información pueda resultaros abrumadora y entendemos igualmente que vuestro principal interés es dar servicio a vuestros clientes y facturar… Por ello os proponemos que contactéis con el servicio de asesoría laboral, contable y fiscal de ABACCUS, cuyos profesionales os mantendrán informados de todas las novedades y os asesorarán de lo que más os conviene en cada momento.

 

No lo dudéis, llamadnos!!!!

admin
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies