La independencia de Cataluña y el Seguro de crédito

La independencia de Cataluña y el Seguro de crédito

No sabemos cómo va a acabar finalmente el referendum/consulta/votación propuesto por la Generalitat para decidir sobre la independencia de Cataluña el próximo 1 de octubre. Con lo que solo podemos hacer elucubraciones sobre cómo se puede ver afectado el seguro de crédito y sus actores ante éste futuro inmediato.

 

Vamos a suponer que finalmente se lleva a cabo una votación y la Generalitat da por válido el resultado (sin entrar a valorar porcentajes ni participación) y decide declarar la independencia unilateralmente. Y el Estado español no actúa ni militar ni administrativamente, con lo que a los 10 días podríamos hablar de una independencia “de facto”. No consideramos que sea un escenario realista, pero sí es el escenario más extremo que nos sirve para ver las consecuencias desde el punto de vista de ésta herramienta comercial.

 

En definitiva, imaginemos que es 10 octubre 2017 y Cataluña es independiente de España “de facto”. Tenemos dos actores fundamentales, Aseguradoras y Asegurados. También la Administración (las Administraciones) y los Mediadores de seguro se verían afectados, pero las consecuencias serían mínimas e irían seguramente de la mano de lo que ocurra con los contratos en vigor.

 

Aseguradoras

El mercado catalán es muy importante para las Aseguradoras de crédito en España, con un volumen de primas cercano al 30%. Aunque el día 10 el Asegurado sea de otro país, no prevemos problema con eso. Ya irían adaptando suplementos para no perder cuota de negocio. Todas las Compañías cuentan actualmente con Delegaciones en Cataluña, que acabarían convirtiéndose en Sucursales. Respecto a las pólizas en vigor a empresas catalanas, no parece que fueran a tomar ninguna medida en el clausulado a corto plazo, y seguirían cobrando las primas hasta que la situación se aclarase.

 

Donde sí actuarán las Aseguradoras es respecto a las empresas catalanas como deudoras, tanto para proveedores catalanes como “extranjeros”. Es evidente que habría un desconcierto general sobre cómo irá el futuro, con lo que las Compañías como medida inmediata dejarán de dar nuevas coberturas a empresas catalanas. Motivos como el riesgo político se lo facilitarán de cara a explicarlo a sus asegurados.

 

¿Qué ocurrirá con las coberturas ya concedidas? Aquí ya puede variar la aversión al riesgo de cada Aseguradora, que pueden optar por mantener o ir reduciendolas poco a poco. Pero lo vemos poco probable. Cataluña estaría durante mínimo unos cuantos meses en una situación financiera muy delicada, con unos mercados que actualmente ya le conceden un rating equivalente al bono basura. Las empresas probablemente se encuentren con problemas de pagos tanto de la Generalitat como del Estado español, desencadenándose efecto dominó. A la vez habrá un efecto boicot, que no podemos calibrar, que afecte no solo a nuevas compras a empresas catalanas, sino a ventas a crédito en curso que queden impagadas aprovechando la coyuntura.

 

Lo más normal parece que haya también una anulación masiva de coberturas a empresas catalanas, cerrando el mercado a las coberturas de seguro de crédito, como ocurría hasta ahora con Grecia.

 

Asegurados

Distinguimos tres tipologías.

 

1) Empresas (catalanas o no) que venden poco en Cataluña.

2) Empresas extranjeras que venden mucho en Cataluña

3) Empresas catalanas con mucha venta en Cataluña

 

Las empresas 1 se verían poco afectadas, al menos directamente por parte de actuaciones de la Aseguradora. Las 2 y 3, en cambio, mucho, más cuánto mayor sea su porcentaje de ventas total en Cataluña. Y es que como hemos visto tendrán una importante anulación de coberturas sobre sus clientes, que aparte de dejarles en descubierto para futuras compras, también les afectará en la prima mínima a pagar por ventas contratadas, que incrementará indirectamente el precio de su contrato.

 

Habrá que negociar con las Aseguradoras y aquí será muy importante la figura del Broker del contrato para ayudar a minimizar el impacto. Habrá que negociar tanto indemnizaciones pendientes en caso de alegarse riesgo político, como la posible suspensión o anulación anticipada del contrato sin sobrecoste en función del porcentaje cancelado. Y tendrán que iniciar la búsqueda de alternativas fuera del seguro tradicional para gestionar todo el riesgo comercial que se les viene encima (www.abaccus.net)

abaccus
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies